jueves, 5 de noviembre de 2009

Brazilian wax not Nice!!! paque te rias....


Okey, hablemos a panty quitao.. A corazón abierto y sin ñi ñi ñiñis.

Esto de ser mujer está cabrón, muy cabrón. Sí, sí, me conozco de memoria el cuentito rosa de la bella durmiente, las damicelas, y todas las mujercitas de Disney, pero hoy no quiero hablar sobre eso, sino de la pejiguera que nos viene de nacimiento.

Todo empieza por el cocote. Nos amarran tres greñ’as de recién nacidas para ponernos un lacito. Y ni hablar de las orejas, ese es el primer cantazo de dolor que recibimos. La pistolita es inmisericorde y casi vengativa y nos clava la aguja con todo y pantalla, una pantalla que para quitar después hay que utilizar hasta una pinza y una lupa.


No hay comentarios.: