lunes, 30 de noviembre de 2009

“Para ser solidario hay que perder la vergüenza”, dice Cándido con su rostro más cándido.




El maestro Cándido Bidó. “El día que acabe los cinco edificios me puedo morir, mientras, le he advertido a la muerte que no aparezca”
Escrito por: CAMILO VENEGAS
La Plaza de la Cultura de Bonao es una de las tantas creaciones que han salido de la imaginación de Cándido Bidó. Pero a diferencia de las pinturas y esculturas, los cinco edificios que conforman esa institución son reales y, lo que es más loable aún, hacen realidad los sueños de cientos de jóvenes que quieren ser artistas.
En Bonao llueve a cántaros, y cuando la gente pasa debajo de sus sombrillas por el parque de la Plaza de la Cultura, se integra a los enormes murales que ha pintado el artista en los costados de los edificios. Cuando Cándido Bidó advierte eso, ríe satisfecho y abre los brazos como lo hace la gente cuando la felicidad no le cabe en el cuerpo.


No hay comentarios.: