jueves, 28 de octubre de 2010

Yo creo que esto es un gancho contra el fiscal de Bonao , que ha hecho buen trabajo ...

Fiscal de Bonao habría contratado un sicario para matar supuestos delincuentes

E-mailImprimirPDF

Andres-Ramirez-NovaAndrés (Arismendy) Ramírez Nova, fiscal del municipio de Bonao, en la provincia Monseñor Nouel, habría mandado a matar a más de 17 supuestos delincuentes de esa provincia con un cabo de la policía que dió su testimonio en un acto notarial firmado por el abogado de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez, Rafael Antonio Reyes Ureña. (En la foto: el fiscal de Bonao, Andrés Ramírez Nova).


De acuerdo a las declaraciones suministradas por el cabo Juan Manuel Reyes Navarro, por órdenes de Ramírez Nova, él habría matado a los nombrados Amadito (en diciembre de 2009), El Topo (en abril de 2010), Ñoño (en mayo de 2010), Papito (en febrero de 2010), entre otras personas, además de dejar lisiados a otros supuestos antisociales, entre ellos Chiquito y Zapatón.

El abogado notario fue contactado por el equipo de El Gobierno de la Mañana, en donde se leyó el documento notarial por vez primera, y dijo que no podía afirmar ni negar el contenido del documento porque simplemente se hizo eco de una declaración del cabo, quien -según él- procuraba dejar un documento con valor legal por si algo le pasara a él o a su familia.

Reyes Ureña dijo no entender cómo el documento fue filtrado, porque se suponía que no debería ser divulgado al menos que el cabo Reyes Navarro fuera víctima de algún acto retaliativo.

El fiscal de Bonao, Arismendy Ramírez Nova, se comunicó vía telefónica con el staff del programa y negó la especie de que le acusa el cabo, y explicó que en días pasados recibió una llamada de éste en la que le informaba que tuvo que hacer ese acto notarial obligado por el teniente de la Policía Nacional apellido Ortiz de la dotación policial de Bonao.

"No tengo ninguna vinculación con el nombrado Navarro. Y debo decirles que la semana pasada me llamó varias veces para informarme que el teniente Ortiz lo había metido al medio con un documento que él había hecho en Cotuí ante un notario, y que Ortiz le dijo que si él se prestaba para hacer el documento lo iba a ayudar en su caso".

Según el fiscal, tanto Navarro como Ortiz se encuentran presos por la muerte de un joven que detuvieron en Bonao y mataron a batazos y puñaladas, por lo que como fiscal tuvo que actuar enviando a la cárcel a los policías y solicitando prisión preventiva como medida de coerción contra ellos.

Según personas de Bonao consultadas por www.Z101Digital.com, en efecto están muertas algunas de las personas mencionadas por el cabo que se autoreconoce como sicario.

A continuación, la declaración jurada que se atribuye al cabo Juan Manuel Reyes Navarro:



Sent from my iPhone

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pero eso es lo que hay que hacer para limpiar el pueblo De toda esa lacra que hay en Bonao,