miércoles, 7 de marzo de 2012

Con el fallecimiento de Rafael Corporán de los Santos culmina un estilo de hacer televisión humanitaria

www.bonaisima.NET PARA VER MAS!

Y con el fallecimiento de Rafael Corporán de los Santos culmina un estilo de hacer televisión humanitaria, de compromiso social con la colectividad en la República Dominicana.

Entre Freddy Beras Goico con su Gordo de la Semana y Rafael Corporán de los Santos y su Sábado de Corporán se produjo un paralelismo histórico que marcó una época, no exenta de algunos astibos de rivalidad en algún momento, debido a que transitan por el mismo terreno. 

Ellos protagonizaron la etapa más importante y trascendente de la televisión dominicana, después de la "gloriosa Era" aquella, que algunos pretenden ignorar, pero que no se puede borrar, a la luz del análisis de las realidades y los hechos.

Pero no vamos a entrar en esa discusión, porque se trata de "harina de otro costal".

Quedémonos en Freddy Beras y Corporán, a los que sociológicamente,  y como fenómenos culturales, habrá que poner en su justo lugar.

FREDDY BERAS
Fueron ellos los que con su iniciativa sembraron la colectividad de obras humanitarias, contribuyendo a salvar  vidas, ayudando a la superación de muchos desposeídos, y auspiciando causas nobles a las que no estaban obligados, contando la nación con entidades y organismos que son las que deberían velar por el bienestar del ciudadano.

Pero, a diferencia de otros productores de programas  "kilómetricos" de la televisión, que como se dice popularmente "no dan ni dicen donde hay", tanto Freddy como Corporán le inyectaron un sentido humano a su impronta y presencia en el medio.

Porque díganme ustedes, hablando claro,  qué dejó o aportó a la colectividad un programa denominado 9X9 Roberto, a no ser una serie de concursos y juegos cursi, en los que con frecuencia se ridiculizaba a la gente?. Un programa de tan escasos aportes que desapareció y del mismo nadie se acuerda. Aunque no se puede negar que su productor, en base a ese ejercicio dicharachero pasó de ser un simple mozalbete de Villa Consuelo, a un adinerado vecino jugador de golf, recorredor de los l8 hoyos del Metro Country Club, cuya fortuna, como se dice popularmente "no la brinca un chivo".
Ejemplo claro de que la televisión es un medio que deja dinero. Mucho más cuando lo que se gana no se comparte con nadie pobre.

Algunos otros como Yoryi Castillo con su Yoryi Resuelve, han querido ser una replica de Corporán, con sus "sacos de arroz". Pero nada que ver...
No  han podido ser ni un Corporán "chiquito" , a propósito de Nueva  York "chiquito", aunque el inefable Yoryi Castillo haya tenido las mejores intenciones.

Pero con él se cumple aquello de que "nunca segunda partes fueron buenas", expresión con la que no estamos de acuerdo y que tomamos con pinzas y guantes de seda.

En fin, señores. Se fue Corporán, El Chapulín Colorado de los pobres en la televisión.

Quedan los egoistas...los de la época cibernética, los del "to' pa' mi, y na' pa' ti". Los de la televisión del "reality show" y los "programas de temporada". La televisión de las mujeres que bailan moviendo las nalgas...

La televisión de los que solo hacen entrevistas y buscan escándalos para redactar una nota que les permita aparecer en los periódicos y en las páginas digitales al día siguiente.

Esa es la televisión que le queda al pobre, la otra ya pasó porque se consumió en su obsolescencia. 

Esa, la social, la que ayudaba a hacer operaciones a niños con problemas cardíacos, a socorrer a los desamparados, a dar comida, a propiciar becas, medicina, enseres del hogar,  cerró su última puerta, con la ida de Corporán. 
Domingo Bautista e Iván Ruiz exhibieron un formidable desempeño durante las honras fúnebres llevadas a cabo en Color Visión, en la trasnsmisión de cuerpo presente, en el tránsito hacia la última morada de Rafael Corporán de los Santos. Nos niños limpiabotas, integrantes de los cientos de ciudadanos, artistas, comunicadores y políticos que desfilaron frente al féretro, conmovieron a los presentes y a la teleaudiencia, cuando expresaron que acudieron al lugar porque Corporán fue limpiabotas cuando era niño, y  constituyó para ellos un ejemplo de superación.

No hay comentarios.: