sábado, 14 de julio de 2012

MIOPÍA POLICIAL


 Según la historia, la policía nacional fue creada el 2 de marzo de 1936 mediante la promulgación del  decreto 1523 firmado por las tiránicas manos de  Rafael L. Trujillo Molina. El partido dominicano promovió la formación del cuerpo cástrense como la solución a la inseguridad ciudadana que venía en ascenso y que para la época era de aproximadamente 1, 479,417 habitantes. El pasar del tiempo demostró que solo se trataba de otra de las tantas tácticas del sátrapa en su desmedida intención de perpetuarse en el poder y monitorear arbitrariamente a todos los ciudadanos.
Conociendo el génesis de esta institución no debe causar asombro la forma abusiva en la que operan para resolver la mayoría de los casos y toda la parafernalia que monta su estructura comunicativa  a la hora tergiversar la verdad acerca de un hecho.
Traemos la situación actual en la ciudad de bonao y zonas aledañas. En esa ciudad ubicada en el mismo centro del país, la acción miope de la policía nacional ha permitido que se forme una muy bien organizada empresa mafiosa. Dicha compañía criminal esta subdividida en los siguientes departamentos: distribución de drogas al detalle y al por mayor, sustracción de vehículos (pasolas, motores) y metales, venta de celulares “usados”  y de todo tipo de objetos de dudosa procedencia, entiéndase tenis, gorras, abanicos, aires acondicionados, artículos deportivos, radios para vehículos, computadoras, etc. La única razón de existir de todos los departamentos mencionados, es porque ellos son el subsidio de las queridas, los bastardos y los placeres personales de los que disfrutan los “honorables” miembros de la institución policial. Cada departamento pagando su cuota correspondiente.
Ante tanta benevolencia de las autoridades la industria ilegal que opera en la ciudad ha ido experimentando un crecimiento sostenido llegando a lo insólito que es el reclutamiento de personal. La mayoría de los reclutados son menores de edad, jóvenes que ante la carencia de un modelo socialmente potable ven como héroes a los que se enriquecen de forma ilícita. Entonces, teniendo familias dependiendo directa e indirectamente de esa estructura criminal no merece asombro que se desarrolle una batalla campal por el dominio de las calles; tampoco, que el derramamamiento de sangre sea el medio más idóneo de los que quieren hacer que su departamento criminal obtenga las utilidades esperadas.
Lo anteriormente dicho es exactamente la situación actual en la citada ciudad. Condición que los ´´genios´´ policiales pretenden resolver minando la calles de policías con el rostro tapado y la ciega disposición de justificar su trabajo, haciendo que el ciudadano, legal o no, amanezca en el cuartel ubicado en la calle Dr. Gautier de esta localidad. Como si esa fuera la solución.
En mi Bonao querido lo que necesitamos los ciudadanos no es cantidad, sino calidad policial. Agentes incorruptibles, capaces de garantizarles seguridad y no temor a los ciudadanos; oficiales con sentido  común y responsabilidad social e institucional, policías con vocación de servicio que dignifiquen la institución. En verdad, no queremos ¨buscavidas¨ uniformados que se presten para al intercambio de favores.
 Esta es la denuncia de este espacio, escrita por quien tiene la convicción de que la sociedad dominicana y la de esta ciudad puede ser mejor.
ESCRITO  POR RICHARD SIMÉ


www.bonaisima.NET PARA VER MAS!

No hay comentarios.: