lunes, 18 de mayo de 2015

Los maleantes choferes buscando todas las formas de salir de la carcel

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO (EFE).- El Ministerio Público rechazó “por improcedente y mal fundada”, la recusación hecha en su contra por la defensa de los conductores de Boca Chica acusados de amenazar con incendiar un autobús que el pasado mes de abril transportaba a 50 escolares desde esa zona a la Feria Internacional del Libro.
En un auto, el director de Persecución del Ministerio Público, procurador general adjunto Juan Amado Cedano Santana, señala que la acusación fue rechazada por carecer de base legal.
Los chóferes son Eduardo Salvador Fersola Güílamo, Francisco Tejeda Marte, Josué Castillo Santana, Félix Manuel Merán García, Luis Pineda Castillo y Daniel Bautista Espinal, así como Franklin de León, Rafael Poleón Féliz, Alfredo Sención Rosado, Juan Carlos Javier Aquino, Yoryi Luisa y Luis Rafael Castillo Luis, quienes a través de sus abogados recusaron al Ministerio Público.
La recusación fue hecha al Procurador General Titular de la Corte de Apelación de Santo Domingo y a la Fiscal titular y otros fiscales de esa jurisdicción, por la supuesta violación de varios artículos del Código Penal, de la Ley Orgánica del Ministerio Público, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto de San José.
El Ministerio Público le atribuye al grupo la presunta violación de varios artículos del Código Penal,  de Ley sobre Secuestro, Ley de Tránsito de Vehículos de Motor, así como varios artículos del Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes.

No hay comentarios.: